Fábula El Hombre Y Su Amigo de Robert Louis Stevenson

Fabula El Hombre Y Su Amigo de Robert Louis Stevenson.jpg

Lee la fábula para niños El Hombre Y Su Amigo de Robert Louis Stevenson, comprende las enseñanzas de su moraleja final y conoce mejor al autor, Robert Louis Stevenson y su obra. Si quieres, puedes dejar que nuestro lector automático lea esta fábula por ti, disfruta gratis del placer de la lectura de El Hombre Y Su Amigo.

El Hombre Y Su Amigo



UN HOMBRE discutió con su amigo.
– Me has decepcionado mucho – dijo.
El amigo hizo una mueca y se fue.
Poco después, los dos murieron y comparecieron a la vez ante el gran Juez de Paz blanco. Las cosas empezaron a ponerse negras para el amigo, mientras que el hombre tenía la conciencia limpia y se iba poniendo de buen humor.
– Veo que hay antecedentes de una disputa – señaló el juez, consultando sus notas- . ¿Quién de los dos obró mal?
– Fue él – dijo el hombre- . Habló mal de mí a mis espaldas.
– ¿Eso hizo? – preguntó el juez- . Y dígame, ¿cómo hablaba de sus vecinos?
– Siempre tuvo la lengua muy larga – dijo el hombre.
– ¿Y lo eligió usted como amigo? – exclamó el juez- . Señor mío, aquí no tenemos tiempo para tontos.
De manera que arrojaron al hombre al pozo, mientras el amigo se carcajeaba y se asomaba a la oscuridad, a la espera de ser juzgado por otros delitos.

Fin de El Hombre Y Su Amigo de Robert Louis Stevenson.

Deja un comentario