El galán y la dama de Tomás de Iriarte

El galan y la dama de Tomas de Iriarte.jpg



Lee la fábula para niños El galán y la dama de Tomás de Iriarte, comprende las enseñanzas de su moraleja final y conoce mejor al autor, Tomás de Iriarte y su obra. Si quieres, puedes dejar que nuestro lector automático lea esta fábula por ti, disfruta gratis del placer de la lectura de El galán y la dama.

El galán y la dama

Cierto Galán a quien París aclama,
Petimetre del gusto más extraño,
que cuarenta vestidos muda al año
y el oro y plata sin temor derrama,
celebrando los días de su Dama,
unas hebillas estrenó de estaño,
sólo para probar con este engaño
lo seguro que estaba de su fama.
– ¡Bella plata!, ¡qué brillo tan hermoso!,
dijo la Dama. ¡Viva el gusto y numen
del Petimetre en todo primoroso!
Y ahora digo yo: – Llene un volumen
de disparates un autor famoso,
y si no le alabaren, que me emplumen.

Fin de El galán y la dama de Tomás de Iriarte.

Moraleja

Cuando un autor ha llegado a ser famoso, todo se le aplaude.

Deja un comentario